1.png2.png3.png4.png5.png6.png

Beneficios fiscales para hermanos

aeat logo1Nuestra Hermandad ha procedido a ejercer el pasado mes de Junio ante la Agencia Estatal de Administración Tributaria, perteneciente al Ministerio de Economía y Hacienda, la opción de alta en el Régimen Fiscal de las Entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo (Ley 49/2002 de 23 de Diciembre).

Establece la disposición adicional 9ª de dicha Ley, “Las entidades de la Iglesia Católica contempladas en los artículos IV y V del Acuerdo sobre Asuntos Económicos entre el Estado español y la Santa Sede, y las igualmente existentes en los acuerdos de cooperación del Estado español con otras Iglesias, confesiones y comunidades religiosas, serán consideradas entidades benwficiarias del mecenazgo a los efectos previstos en los artículos 16 a 25, ambos inclusive, de esta Ley”.

Con ello, se ha conseguido en primer lugar, que a la Hermandad, y con independencia de las nuevas obligaciones formales y tributarias que asume, le reporte beneficios de tipo económico, vía exención de impuestos y recuperación de retenciones.

Una segunda consecuencia, estriba en que los hermanos y bienhechores de la corporación puedan obtener también unos beneficios de carácter económico, pues con ello se permite la aplicación de determinadas deducciones fiscales en sus correspondientes declaraciones fiscales, ya sean la del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o la del Impuesto sobre Sociedades. Efectivamente, las limosnas y donativos realizados a la Hermandad, generan el derecho a disfrutar en la cuota íntegra del I.R.P.F. una deducción equivalente al 50% de la aportación realizada (los primeros 150 euros) para el ejercicio 2015 y del 75% para el ejercicio 2016, o bien del 35% en el Impuesto de Sociedades, en el caso de personas jurídicas.