1.png2.png3.png4.png5.png6.png

MARAVILLAS de MARÍA


Maravillas de MaríaDentro del triste capitulo de imágenes desaparecidas en los sucesos de 1936 hay que incluir la Virgen de las Maravillas, atribuida a Benito de Hita y Castillo, que se veneraba en la iglesia de San Juan de la Palma. Este grupo representaba un asunto iconográfico que había sido muy usual entre los pintores, especialmente dentro de la escuela italiana, aunque poco cultivado en la escultura: La virgen con el niño Jesús y San Juanito, componiendo el clásico triangulo familiar, como una especie de tertulia o coloquio, lleno de poesía y unción religiosa. En todo caso el grupo poseía una dulzura fuera de serie, subyugante y encantadora, que transcendía el ámbito popular con la misma facilidad de un cuadro de Rafael o Murillo.

La atribución al artista dieciochesco Benito de Hita y Castillo, aunque sin apoyarse sobre documentos, no parecía ir muy desencaminada, teniendo en cuenta el estilo de la efigie y la relación que ese imaginero tuvo con el templo de San Juan de la Palma. La imagen gozó de popular devoción en el barrio de la Feria, como lo acredita el hecho de haberse usado el nombre de Maravillas como onomástico y aun todavía nuestros familiares más antiguos conocieron algunas vecinas de la calle Feria llamadas así.

Desde la primera mención que Juan Martínez Alcalde hiciera en el Boletín de las Cofradías en Enero de 1976, por lo menos en dos ocasiones parece que el sueño estuvo a punto de materializarse, sin embargo por circunstancias que no vienen al caso, la idea no llego a buen término y quedó un sentimiento de frustración en el Sr Martinez Alcalde al tratar de la Virgen de las Maravillas nuevamente en el libro Sevilla Mariana.

Tuvo que fundarse nuestra hermandad para que por fin se rescatara del olvido ese precioso título mariano, convirtiéndola en su primer titular, venerándola primero en un lienzo y luego en un suntuoso Simpecado. En la mente de nuestros Hermanos siempre estuvo realizar una imagen de bulto redondo (copia o interpretación) que viniese a cerrar por fin este ciclo, devolviéndole a la historia de Sevilla lo que nunca debió de perderse; y en palabras de Juan Martinez Alcalde: “ volver a encender en el cielo de nuestro firmamento Mariano la estrella que en su día dejo de brillar”.

Es por lo que el día 16 de marzo de 2012 en Cabildo General Extraordinario de Hermanos se aprobó encargar a nuestro hermano imaginero Francisco Reyes Villadiego, la ejecución de la talla de la Virgen de las Maravillas. Podemos decir que gracias al tesón de nuestro Hermano Mayor y a su Junta de Gobierno el proyecto es una realidad y esa imagen que estaba en nuestra mente y nuestros corazones fue bendecida el 14 de septiembre de 2014, presidiendo su altar al lado de los demás Titulares de la Hermandad desde entonces.

El autor se basó en los antecedentes iconográficos antes descritos de la imagen de Nuestra Señora de las Maravillas, y las representaciones pictóricas existentes en nuestra hermandad, cuadro y Simpecado, para su propuesta para la realización de la talla, cuyo soporte, de madera de cedro en su totalidad ensamblado con maderas de igual nobleza y tallado en su totalidad, formando las tres imágenes una misma escultura.